domingo, 21 de febrero de 2010

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo I: El Ladrón del Rayo, Rick Riordan

Título: Percy Jackson y los Dioses del Olimpo I: El Ladrón del Rayo
Autor: Rick Riordan
Género: Fantasía
Puntuación:
Sinopsis:
¿Qué pasaría si un día descubres que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento de dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida.
Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y una morta. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de la sabia Atenea.
El ladrón del rayo da comienzo a una apasionante serie de aventuras sobre un mundo secreto, el mundo que los antiguos dioses griegos han recreado a nuestro alrededor en pleno siglo XXI.
Opinión personal:
Percy era un chico normal con problemas, padecía de dislexia y cosas sin sentido ocurrían allá donde iba. Un día el internado de Yancy -dónde Percy estudia- decide ir de escursión a un museo en el que se exponen obras de la antigua Grecia.
Todo parece ir sobre ruedas por primera vez pero, de manera inesperada, la profesora Doddles le llama para hablar con él, ésta siempre le ha tenido manía y buscaba cualquier situación para fastidiarle, pero esta vez es distinto; la profesora se converte en una Fúria -en el libro llamadas Benévolas porque, como repiten hasta la saciedad, los nombres tienen poder- y ataca a Percy, el profesor de mitología griega -que resulta ser Quirón, el mismísimo entrenador de Hércules entre otros heróes, disfrazado de humano paralítico- va en su ayuda, le entrega un boli que cuando lo destapas se convierte en una espada y gracias a eso consigue vencer a la malvada profesora.
Esa misma semana empiezan las vacaciones de verano y Percy vuelve a casa de su madre y de su padrastro; Gabe el Apestoso. El padre de Percy -según dice su madre- se fue al mar cuando ella aún estaba embarazada, nunca dijo que muriese; tan solo había ido hacia el mar. Sally Jackson -madre de Percy- decide ir de vacaciones con su hijo a un bungalow. Allí aparece Grove -su mejor amigo- sin pantalones y con pezuñas de cabra y éste les advierte que un bestia horrorosa les persigue. Sally decide llevarle al único sitio donde su hijo puede estar seguro; el Campamento Mestizo, a donde su padre le había insistido a Sally que le llevara. Percy se enfrenta al Minotauro y sale victorioso, por desgracia su madre se muere intentando ayudarle. Una vez en el campamento con Grover se descubre todo; él es un semidiós/héroe hijo de algún diós del Olimpo y Grover es un sátiro encargado de protegerlo.
En el campamento conoce a Anabeth -hija de Atenea y un humano-, Luke -hijo de Hermes y una humana-, a Clarisa -hija de Ares y una humana-, a Dioniso -dios hijo de Zeus y director del campamento- entre otros y se reencuentra con su ex-profesor de mitología quien a partir de ese instante le entrena.
Los días van pasando y Percy sigue sin saber quien es su verdadero padre, el día de coger la bandera Percy va con Luke y Anabeth y sus respectivas cabañas contra la de Clarisa y las otras cabañas. Ellos ganan y gracias al encontronazo que tiene con Clarisa descubre quien es su verdadero padre; ni más ni menos que Poseidón el dios del mar.
A partir de entonces emprende una peligrosa misión acompañado de su mejor amigo Grove y de Anabeth; a Zeus el diós del rayo y el rey de los dioses le han robado el rayo maestro y éste sospecha de Poseidón, como los dioses no pueden tocar los emblemas de los otros Zeus sospecha que ha utilizado un héroe para robarlo y cuando sale a la luz que Percy es hijio suyo sus conclusiones se cierran en torno a él. Percy tiene que encontrar el rayo maestro y devolvérselo a Zeus para que no estalle la Tercera Guerra Mundial entre los dioses antes del solsticio de verano
¿Conseguirá encontrar al culpable? ¿Llegará a tiempo para entregarle el rayo a Zeus y así mostrar su inocencia y la de su padre? ¿Morirá en el intento? Las respuestas a todo esto están dentro del libro.

El libro me ha gustado mucho porque trata sobre mitología griega, la cual me fascina y me encanta desde que mi profesor de religión nos la dió a conocer a través de sus preciosos mitos. Para mí le ha faltado una pizca de amor pero confiaré en que las siguientes entregas aparezca. Recuerda débilmente a Harry Potter pero visto desde un punto totalmente distinto, también tiene un aire a Hércules por alguna que otra escenita -en la guardería le pusieron sin querer en una cuna con serpientes dentro y su madre le encontro jugando con serpientes muertas- y por la razón de que a ninguno de los dos se le daba bien las clases -por si no lo savéis, Hércules mató a su profesor de música con una lira sin querer-.
La adaptación cinematográfica ya está en los cines, iré a verla cuanto antes y os diré que tal. Os dejo con los tráilers para que vayáis abriendo boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin